UNA HISTORIA DE SAL

UNA HISTORIA DE SAL

Hace unos años fui invitado por los organismos de turismo de Bolivia a la inauguración del Festival Internacional de Música Barroca que se lleva a cabo anualmente en las Misiones Jesuiticas de Chiquitos. Terminada una feria pantagruélica en el Hotel Los Tajibos (S. Cruz) me tocó en suerte compartir asiento en el bus con Juan Quesada. Desde la noche anterior ya me tenía asombrado, por su encanto, su carisma, sus ademanes confiados, vestía sombrero cual si fuera del Far West y hablaba allegado con las personalidades mas encumbradas de la feria de turismo. Comía, bebía y bailaba con todas, acompañado de una gran despreocupación que levantó mi admiración.

 

Durante el trayecto Santa Cruz – Concepción me contó que era el dueño del Hotel Palacio de Sal del Salar de Uyuni (quedé sorprendido de encontrarme al lado de uno de los forjadores del turismo en Bolivia). En tono despreocupado me contó como a él, antes que nadie, se le había ocurrido levantar un HOTEL DE SAL en el medio del salar. Paredes de sal, techo de sal, camas de sal y hasta los bancos y mostrador de la recepción: todo de sal. Una idea que por cierto lo convirtió en el Rey Midas.

 

Pero no contaba con un problema. Él había construido el hotel antes que existan las regulaciones, antes de que lleguen los turistas al Salar de Uyuni. Tras él, sus turistas y su descubrimiento llegaron las reglamentaciones que le obligaron a cerrar su hotel. Harto de que le hayan hecho la vida imposible (las leyes y sus hacedores), juntó dinamita, llamó a sus hijos…. se sentaron a mirar su ingeniosa obra e hizo volar por los aires su hotel en una mezcla de pólvora, sal y lágrimas.

 

-que me importa – exclamó

– nunca me van a otorgar los permisos; al menos lo voy a mirar desde lejos con mis hijos como vuela por los aires, no sea que algún maldito se aproveche de él –

 

Juan Quesada tuvo que comenzar un hotel de sal desde cero, ahora ya no dentro mismo del salar sino al término (o sea al borde) del desierto de sal. Tras él… vinieron otra veintena de hoteles que engordaron con su descubrimiento. Éste es el nuevo hotel Palacio de Sal con el que años soñé visitar, por su historia, por su originalidad, su enclavamiento tan genuino y por la memoria de don Juan Quesada.

 

– Lo que las autoridades no tuvieron presente es que el desierto de sal se mueve, dentro de poco tiempo, el Palacio de Sal estará nuevamente dentro del Salar, pero esta vez ya con todos sus papeles en orden – rió grandioso el aventurado hombre de sal. Lastimosamente ese día ya no lo verá Juan Quesada porque la muerte lo cogió en un accidente de tránsito, en el mismo desierto por el que había dado la vida mientras este hotel de sal aún estaba en construcción.

 

No importa que hayamos sido amigos tan solo 4 horas apreciado visionario, tu historia recorre los llanos y vientos; y siempre que pueda… yo me haré eco de tu relato lleno de sal, pólvora y lágrimas.

 

 

Echale un vistazo a nuestro BLOG

En Bitácora de Viajes le ofrecemos: Promociones al CaribePromociones a CancúnPromociones a Punta CanaPromociones a San AndrésPromociones a CubaPromociones a La HabanaPromociones a VaraderoPromociones a MiamiPromociones a DisneyPromociones a FloridaPromociones a El IsleñoPromociones a Hoteles DecameronPromociones a Disney en familiaTe enseñamos que hacer en CancúnPromociones para viajes cortosPromociones para viajes largosPromociones a Las 7 maravillas del mundoPromociones a Chichen ItzáPromociones a XcaretPromociones a Ruta MayaPromociones a Riviera MayaPromociones a PlayacarPromociones a Playa del CarmenPromociones a Buenos AiresEscapadas a Buenos AiresPromociones a ArgentinaViajes económicosHoteles de cadenaHoteles de lujoNh hotelesParques de Orlando


Tambien estamos en facebook!!!

Suscríbete




No te pierdas la oferta del día